lunes, 13 de abril de 2015

Molino, un amigo fiel

Molino es el hijo de Madona y Oso, un perro de color negro y grande. Cuando lo ves por primera vez infunde miedo, pero detrás de esa figura imponente, se esconde una de las mejores terapias para los niños de Casa San José. Cada niño que ingresa viene con carencias afectivas, Molino adopta una actitud afectiva y de gran apego hacia cada uno de ellos, es cariñoso y juguetón y está a su lado en cada momento, convirtiéndose en un niño más, que escucha a las educadoras, participa de las actividades y posa para las fotos.

Durante todo este tiempo, 1567 niños y adolescentes han podido disfrutar de la compañía de Molino en Casa San José. Hoy en día, Erik, de 5 años, es uno de tantos niños que sufrió maltratos, pero que jugar con Molino hace que siempre tenga una sonrisa en su rostro. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario