viernes, 31 de octubre de 2014

Inauguración del acueducto de Cañada de Piedra y Altagracia en Sabana Yegua



Como ya os informamos en este blog, el 25 de abril de 2013 se puso la primera piedra del acueducto intercomunitario entre las comunidades de Cañada de Piedra y Altagracia en Sabana Yegua, dos comunidades que hasta la fecha no tenían abastecimiento de agua.

Las mujeres caminaban 3 y 4 kilómetros para llegar al pozo, cruzando la carretera estatal, con los peligros de accidentes y lesiones, que ya han sufrido en múltiples ocasiones. Cargaban los bidones pesados de 10 litros hasta sus casas, y administran el agua con mucho cuidado sabiendo que cuanto más rápido la gastasen, más pronto tendrían que volver a caminar bajo el sol con esa carga.

Tras años de visitas a instituciones y autoridades, cartas, viajes de comisión, reuniones, los líderes comunales obtuvieron respuesta. Hace un par de años la Fundación para el Desarrollo de la Diócesis de San Juan de la Maguana (FUNDASEP), junto a Manos Unidas, Nuevos Caminos y la Parroquia La Sagrada Familia de Sabana Yegua, identificaron un proyecto integral para 5 comunidades rurales de la zona, en el que el abastecimiento de agua entre las comunidades de Cañada de Piedra y Altagracia se consideró la necesidad más acuciante.







Han sido 18 meses de trabajo de brigadas voluntarias construyendo la protección del pozo existente, abriendo zanjas bajo el sol, instalando las tuberías y construyendo el depósito elevado. 18 meses de supervisión técnica por el personal de FUNDASEP y la Parroquia, y 18 meses de “mucha lucha”, como dicen allí.

Hoy las dos comunidades, 123 familias, tienen una pileta y grifo a domicilio. Saben el esfuerzo y el dinero que ha costado el acueducto y han organizado un sistema para asegurar su buen funcionamiento, así como la distribución del agua de manera interdiaria, varias horas al día. Todos llenarán sus tinacos, cubos y contenedores para disponer de este bien y no dejar que corra el agua inútilmente. El agua cambiará sus vidas y las de las futuras generaciones.

El pasado 17 de octubre tuvo lugar la inauguración oficial de las instalaciones con una gran fiesta y desde la Asociación Nuevos Caminos queremos agradecer a nuestros socios y donantes y en especial a la Fundación Roviralta, su participación en este proyecto.






No hay comentarios:

Publicar un comentario